Gol De Luis Suarez (FC Barcelona – Real Sociedad) Copa Del Rey

0
491


El Barcelona sí mantiene intactas las opciones de ‘triplete’. La Copa permanece vigente en el calendario azulgrana tras golear a una incómoda Real que murió de pie en el Camp Nou. La ejecución la dictaron los Suárez -dos goles de Denis y otro de Luis-, bajo la supervisión de Messi y la colaboración de Arda Turan. Y la aspiraciones a todo se mantienen. Que al final, a estas alturas de la película, es de lo que se trata.

La Copa sí parece prioritaria para este Barça. Atlético, Alavés y Celta son los últimos obstáculos hacia el título de la competición fetiche azulgrana. Con paso ligero y firme, los de Luis Enrique refuerzan su idea de progreso en este 2017. Atrás quedan las dudas y una tendencia negativa de la que ya nadie se acuerda. Conviene recordar, una vez más, que el fútbol no tiene memoria.

Era noche de oficio para obtener beneficio. Con Mascherano en el pivote y la Real enfrente, la posesión parecía una batalla perdida para el Barça. Y eso es algo que no se ve todos los días. Lo asumieron los de Luis Enrique, que cedieron balón y terreno. Asumieron otro rol a la perfección y acabaron exhibiendo pegada ante los de Eusebio, que volverán a mirar de reojo al estamento arbitral. Otra vez lo mismo, que diría Illarra.

A los 17 minutos un choque de Umtiti con Xabi Alonso, que pareció falta, originó el primer tanto del partido. El Barça trianguló con rapidez, Suárez -Luis- cedió para Suárez -Denis- y el joven jugador azulgrana confirmó su estado de euforia. Fue un haz de luz en medio de la oscuridad.

La Real dominaba pero no generaba ocasiones. Y eso le bastaba a un Barça confiado, incluso acomodado en el ritmo cansino en el que se había visto envuelto el partido. Tampoco necesitaba más.

En esa línea se movió todo el encuentro hasta el minuto decisivo. En apenas 20 segundos se pasó del posible empate de la Real en una ocasión en la que Willian José hizo internacional a Cillessen al indiscutible penalti de Iñigo sobre Neymar. Justo en el medio, un control de Suárez ayudado por su brazo que añade más polémica al asunto. Esta vez, por cierto, fue Messi el que ejecutó desde los once metros.

El gol parecía dar carpetazo a la eliminatoria pero entonces los de Eusebio se empeñaron en buscar una remontada en la que sólo ellos creían. Juanmi, en estado de gracia, aprovechó un gran pase de Iñigo para retratar a Cillessen en la media salida. Pronto respondió Suárez, el uruguayo, con una cobertura de balón marca de la casa previa a la definición ante Rulli.

Se ponían la chaqueta y desataban las botas los azulgrana, una vez más, antes de tiempo. Se elevó Willian José en un centro lateral y el runrún regresaba al Camp Nou. Nunca hubo miedo pero sí incertidumbre. La suficiente para no bajar la guardia desde entonces hasta que acabase el partido.

Así llegó el gol de Arda, que había dado descanso a Neymar. Entonces sí se acabó la eliminatoria. Apareció Aleix, definitivamente recuperado para la causa, y su envió lo empujó el turco a la red. La Real no volvió a levantarse. Ni tuvo tiempo de intentarlo. Messi encontró a Suárez, Denis, y el partido incómodo mutó en goleada. Y el Barça agarró la Copa, ya sin el Madrid, a la espera de que alguien le discuta, de aquí el final, su derecho a ganarla.

LEAVE A REPLY